Muchos de los problemas ambientales de la zona sur se deben a la falta de alternativas productivas que poseen las personas que habitan esta región. Nuestro objetivo con este programa es promover practicas amigables con el ambiente para que las personas puedan percibir beneficios al conservar y proteger el hábitat de los primates costarricenses.