Donar
Novedades

Son los monos tití en cautiverio aptos para ser liberados de nuevo a la vida silvestre?

Published on 7 febrero, 2019 under OsaPeninsula
Son los monos tití en cautiverio aptos para ser liberados de nuevo a la vida silvestre?

Por M.Sc. Daniela Solano-Rojas

Esta es una publicación que hice en Quepolandia el 8 de Diciembre del 2013 y quiero compartirla en español en nuestra página, editada para una lectura más fácil, porque creo que es importante tomar nota de las pautas para liberar monos tití que han estado en cautiverio.

Espero la disfruten!

En 1999, cuando comencé mi carrera en la Universidad de Costa Rica, nunca imaginé que una organización creada por 2 niñas dispuestas a salvar la selva tropical en la Costa Rica sería una inspiración tan importante para mi trabajo futuro.

Kids Saving the Rainforest comenzó como un sueño de Janine Licare y Aislin Livingston cuando solo tenían 9 años, en 1999. Ambas vieron desaparecer la selva tropical y el impacto negativo de esto en los animales, particularmente en los monos tití. Después de 13 años, el papel de KSTR en la conservación de los monos tití del Pacífico Central ha sido sorprendente. Animales rescatados y puentes de monos son algunos de los aspectos más destacados.

Hablar de rescatar monos no es fácil. Trabajar con primates no humanos en cautiverio es un trabajo muy duro y cualquier persona que quiera hacerlo debe tener una combinación de trabajo apasionado con mucha responsabilidad y mucho compromiso. Su nueva familia serán los monos, perezosos, aves, osos hormigueros y otros animales silvestres que a diario se lesionan y necesitan ser ubicados en un Centro de Rescate.

Cuidar de todos estos lindos animales puede sonar romántico, pero además del sacrificio personal, debes saber que la mayor recompensa será ver cómo se recuperan los animales lesionados y pueden volver, con suerte, a una vida normal en la naturaleza.

Por esto, el equipo que trabaja en el Centro de Rescate KSTR es una inspiración. Ellos hacen esto y más todos los días. Todo lo que le dan a estos animales necesitados es a cambio una experiencia inolvidable, la cual también puedes disfrutar al hacer un fascinante recorrido en las instalaciones de KSTR.

Ver a los monos tití, puercoespines, martillas y otros 70 animales salvajes, incluidas 5 especies de monos, en el recorrido es toda una experiencia.

Pero ¿por qué todavía hay tantas especies de monos en peligro de extinción en el mundo, por qué hay tantas amenazas para estos animales lindos e inteligentes?

Aprendí, con tristeza, que todavía muchas personas no se preocupaban por nuestros monos, habitantes de Costa Rica. Muchos siguen amenazados por la tala ilegal, la captura para mascotas, la deforestación, los cultivos industriales, carreteras, cables eléctricos, entre otros.

Fue con este panorama y con la voluntad de ayudar a los monos tití que me aventuré a ser voluntaria durante una semana en el Centro de Rescate KSTR.

Allí generé pautas preliminares para liberar a una tropa de 8 monos que han llegado al Centro de Rescate por diferentes razones, pero principalmente por la captura para mascotas y el orfanato (producto de atropellos de sus madres en carreteras).

De seguido se las comparto:

1. ¿Qué tan grande debe ser liberada una tropa de monos tití en un centro de rescate?

Es importante que el grupo tenga al menos 15 miembros con diferentes edades y sexos. En el campo, las tropas  fuera de Áreas Silvestres protegidas tienen un promedio de 20 individuos por grupo. Se han informado grupos de 7 y 9, pero este es el límite inferior para el tamaño de una tropa, por lo que no se debería liberar un grupo de este tamaño a menos que sea estrictamente necesario.  Si se tuviera la necesidad de liberar un grupo de este tamaño, debemos asegurarnos que exista una alta calidad de hábitat.  Evaluar las amenazas en este hábitat será una parte fundamental del trabajo que uno debe hacer antes de la liberación de la tropa.

2. ¿Cómo debe ser el hábitat en el que liberamos a los monos?

Los monos tití prefieren el bosque secundario, esto significa que el bosque que ha crecido después de un desastre natural o como resultado de la regeneración de un potrero será preferido. En muchos casos, este tipo de hábitat se encuentra fuera de las áreas protegidas formales y su futuro depende de su propietario, lo que hace que el hábitat del mono tití también sea vulnerable.

3. ¿Qué tan lejos de otras tropas deberían ser liberados?

En la naturaleza, los monos tití pueden traslapar sus territorios. Cuando la Dra. Grace Wong realizó su trabajo de campo con los Monos Tití  en los años 90, descubrió que algunas tropas podrían traslapar incluso el 50% de sus territorios. Esto puede suceder cuando compartían un bosque del Parque Nacional Manuel Antonio,  lo suficientemente grande para todas las tropas en ese momento. Pero a medida que el hábitat comenzó a reducirse por el desarrollo excesivo y las actividades humanas, sumado al crecimiento de las tropas cada año, el hábitat restante no fue suficiente.

Deberíamos liberar una tropa rehabilitada en los territorios de las tropas de otros monos tití solo si el bosque tiene más de 30 ha y está conectado a través de corredores a otros parches de hábitat adecuado. Cuanto más fragmentado esté el bosque o el hábitat no deberán ser liberados si existe una tropa, a menos que se confirme la no existencia de otra tropa en ese sitio.

Después de liberar una tropa debemos monitorear el éxito de esta liberación. A continuación brindo un mínimo de 3 medidas a monitorear para saber si la liberación de la tropa ha sido exitosa.

Medición del éxito de una tropa liberada

Número de individuos por año en la tropa liberada:

Al liberar tu tropa conoces la composición por edad y los sexos. En la naturaleza es muy difícil establecer sus sexos con solo mirar sus genitales. Debes estar familiarizado con el comportamiento de machos, hembras y juveniles, así como otros miembros de la tropa que tengan una marca o una característica especial que pueda reconocerse. Es importante mantener un registro del número de individuos contando el número de individuos de la tropa al menos dos veces al año. Si su grupo empieza a disminuir el número de individuos llegando a menos de 7, este grupo no será exitoso a largo plazo.

Número de plantas consumidas

En la naturaleza, las tropas del mono tití prefieren insectos en la estación seca. También comen frutas y néctar de las flores como Passifloras. En los Centros de Rescate normalmente consumen alimentos que podrían no estar disponibles en la naturaleza. Por lo tanto, también será importante documentar al menos 4 veces al año la lista de alimentos, al menos plantas, que consume la tropa.

Rango de hogar

Cuando la Dra. Grace Wong estudió el rango de hogar de los Monos tití, este varió entre 35 a 65 ha. Es importante documentar el rango de hogar de la tropa liberada al menos 4 veces al año (dos veces en la estación seca y dos veces en la temporada de lluvias cada año). A medida que la disponibilidad de insectos (el alimento principal en la estación seca) cambie, el tamaño de su rango de acción también cambiará. ¡Recuerda que vienen de un recinto en un Centro de Rescate!

Educación ambiental:

La mayoría de los monos que llegan a un Centro de Rescate se deben al impacto negativo de los humanos. Necesitamos ayudar a otras personas a entender la importancia de nuestras acciones y además recordarles la importancia de los primates: 

Los monos son los jardineros del bosque, polinizan algunas flores, dispersan las semillas y comen insectos, y como resultado brindan beneficios como la preservación de la biodiversidad, la restauración del hábitat y son controladores de plagas.

Esfuerzos en educación ambiental deben ser acompañados junto con una legislación sólida, gestión sostenible, ecoturismo, negocios socio-ambientalmente responsables. Y de esta manera garantizar la protección de los monos tití para que las generaciones futuras tengan la alegría de ver a estos monitos saltando gentilmente en las ramas de los árboles de la selva tropical en Pacífico Central y Sur de Costa Rica.

Libros Recomendados:

  1. Mamíferos de Costa Rica. 1999. Eduardo Carrillo, Grace Wong y Joel Sáenz. Editorial INBIO.
  2. The Mammals of Costa Rica: A Natural History and Field Guide. 2007. Mark D. Wainwright. Zona Tropical Publication.